Filtrar por
Filtrar por
Precio
  • 7,00 € - 625,00 €

Marca
Modelo
visto recientemente
No hay artículos

Volante Motor

¿El volante motor de tu coche no funciona como debería? En Recambios Brisson tenemos la solución. En nuestra web encontrarás varios modelos de este tipo de recambios para que puedas realizar la sustitución de la misma y llevar acabo las reparaciones oportunas de tus vehículos.

Como sabes, esta pieza incide directamente en el giro del cigüeñal. Por esta razón es tan importante cuidar de que siempre esté en perfectas condiciones. Además, no hay que olvidar que también está conectado con el embrague y por ende con la caja de cambios que transmite la potencia del motor a las ruedas.

La transmisión manual puede parecer un diseño mecánico básico. Al fin y al cabo, tú haces todo el trabajo para cambiar de marcha, ¿no? Pero lo que no ves son todas las partes que están constantemente en movimiento para mantener tu coche bajo tu control.

Una de esas partes es el volante motor. En un vehículo con transmisión manual esta pieza tiene un propósito crucial. Echemos un vistazo más de cerca a lo que es un volante motor, qué hace y qué podría salir mal.

¿Qué es el volante motor del coche?

En una transmisión manual el volante motor es un disco de metal grueso. Por lo general, está hecho de hierro fundido, acero o, en algunos casos, aluminio. Es extremadamente rígido para evitar que se doble o se deforme durante el uso y además el borde de esta pieza tiene una fila de dientes de engranaje que se acoplan con el motor de arranque del coche.

El volante motor está firmemente atornillado a una brida en el lado de la transmisión del cigüeñal dentro de la campana. En el lado que mira hacia la transmisión manual, la superficie está mecanizada plana para que se agarre el disco de embrague.

Qué hace el volante motor del coche

El volante motor cumple varias funciones. En primer lugar,  proporciona masa para la inercia rotacional para mantener el motor de tu automóvil en marcha. De lo contrario, el motor se detendría al soltar el pie del acelerador.

Por otro lado, el volante motor equilibra el motor. Un volante de inercia tiene un peso específico en el cigüeñal del automóvil para suavizar la sensación de aspereza causada incluso por un ligero desequilibrio.

Su tercera función es la de permitir un arranque eléctrico. El motor de arranque engancha el anillo de arranque en el borde del volante para comenzar a girar el motor.

Y ahora viene lo más importante para los conductores. El volante conecta el motor con la transmisión a través de un embrague para transferir potencia a las ruedas. Cuando Tu pie está en el pedal del embrague, el disco del embrague se desacopla del volante. Así es como un coche puede quedarse quieto en ralentí con la palanca de cambios en marcha, o cómo un automóvil puede detenerse por inercia. 

Pero cuando se suelta el pedal, el disco del embrague presionará firmemente contra el volante y cuando esto sucede, el eje de entrada de la transmisión gira a la misma velocidad que el cigüeñal del motor.

Problemas del volante motor

Debido a su construcción resistente, el volante motor es extremadamente duradero. Eso no quiere decir que no se produzcan averías pero son menos frecuentes.

Los problemas más comunes del volante motor son los siguientes:

  • Un sello del cigüeñal principal trasero con fugas o un sello del eje de entrada delantero de la transmisión pueden derramar aceite en el volante.
  • Provoca deslizamiento del embrague y fricción y calor excesivos.
  • Pueden producirse deformaciones o puntos calientes, lo que crea una vibración en el acoplamiento y la aceleración
  • En casos extremadamente raros, un volante puede romperse debido al uso intensivo en vehículos pesados o de alto rendimiento.

Visita nuestra tienda online y compra el volante motor que necesitas para regular el giro del cigüeñal de tu coche. Trabajamos con diferentes marcas como Chrysler, Dodge, Seat, Skoda… Si tienes cualquier pregunta no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te atenderemos encantados.

Lee mas
Filtrar por

Menú

Ajustes

Compartir